2019 



La principal novedad de principios de este año 2019 es la compra de un refractor apocromático focal corta: TS Optics 80ED f7, con un reducer de 0.8x. La longitud focal resultante de 448 mm permite obtener imágenes de grandes campos estelares, una pequeña joya que deberá ser plenamente explotada en el cielo de verano, rico en nebulosas extensas. 
 
Mi técnica de procesado planetario ha seguido evolucionando. El uso del software AstraImage facilita la calidad del resultado de las imágenes. El uso de un filtro infrarrojo selectivo (742nm), me ha permitido iniciar una serie de tomas de primeros planos de la superficie lunar de una calidad mucho mejor que antes. Un nuevo apartado de esta web está ahora dedicado a la Luna. 
 
La visualización de una supernova extra-galáctica, es decir, visible en otra galaxia que no sea la nuestra, es un fenómeno poco común. Después de haber tenido la oportunidad de fotografiar una en la galaxia NGC 6946 en 2017, tuve suerte a finales de abril y fui uno de los primeros en ver la de la galaxia M100 ubicada a más de 55 millones de años luz (ver galería de galaxias 2019). 

 


       
                                      2018 

El nuevo tubo TS Optics es muy agradable de usar. El mecanismo para ajustar los dos espejos es suave y eficiente, lo que facilita enormemente la colimación. El porta ocular es sólido, pero lamento algunos puntos duros, tal vez haya algún ajuste que hacer. 
 
La calidad de las fotos es mucho mejor, el tilt recurrente en las imágenes obtenidas con la GSO ha desaparecido. Las nuevas fotos de la nebulosa del velo oriental e Iris así lo demuestran. 
 
Por desgracia, el clima en el sur de Francia ha sido particularmente execrable este año, de ahí el bajo número de fotos. 
 
La adquisición de un ADC para el planetario fue muy útil ya que los tres planetas estaban muy bajos. Tuve que conformarme con su paso entre el cedro y los grandes robles del bosque, situación que afortunadamente corresponde con el meridiano. 
 
La tan esperada oposición de Marte se vio arruinada por una enorme tormenta que oscureció completamente la superficie durante más de un mes. 
 
Podemos ver algunos detalles en la superficie de Ganimedes en la foto de Júpiter del 25 de junio, de la que estoy especialmente satisfecho. 
 
Sauveur Pedranghelu (Ryo) me ha brindado una valiosa ayuda en el procesamiento de las fotos planetarias, y se lo agradezco mucho. 
 
El paso del cometa 21P / Giacobini-Zinner fue un punto culminante. Cruzó un área del cielo muy rica en estrellas y cúmulos, lo que hizo que el procesamiento de las fotos fuera muy complejo dada su velocidad. 
 
                                             2017 

Año rico en descubrimientos gracias a una meteorología clemente. El progreso en la adquisición y procesamiento de imágenes es obvio. Este progreso está en gran parte vinculado a las críticas constructivas y las discusiones con miembros del foro Webastro. Podemos apreciar la diferencia con las fotos de M51, M33 y NGC891 de 2016. 
 
                       No te pierdas 
 
- La supernova SN 2017eaw aparece en la galaxia NGC 6946. Debe entenderse que todas las estrellas que aparecen en la imagen, y en general todas las estrellas visibles, pertenecen a nuestra galaxia, la Vía Láctea. Pero aquí, vemos una estrella de otra galaxia, lo cual es excepcional. El fenómeno duró solo unos pocos meses, aunque la estrella aún era detectable en septiembre de 2018. Compararla con la foto de 2016. 
 
- El cometa 41P/ Tuttle de paso cerca de la galaxia M 108 y de la nebulosa planetaria M97 (pagina planetas). En esta imagen, tres objetos están ubicados a distancias muy diferentes: el cometa en nuestro sistema solar está a veintidós millones de kilómetros, la nebulosa planetaria M97, en nuestra galaxia, a 2000 años luz y la galaxia M108 a casi 50 millones de años luz. 
 
- El fondo del cielo detrás de M97 es muy rico en galaxias distantes. Podemos observar el cúmulo de galaxias Hickson 50 ubicado dos mil millones de años luz y un quásar ubicado más de ocho mil millones de años luz. La luz que proviene de este objeto se emitió mucho antes del nacimiento de nuestro sol hace 4.500 millones de años. Esta información me fue proporcionada por un miembro de Webastro, Vlaams59.  
 
 
                                               2016 

El año de los comienzos, del aprendizaje, que nunca se detiene. Mucha satisfacción y esperanza ante estas primeras imágenes, sin duda imperfectas, pero que ni siquiera me imaginaba hacer un día.